Blog

Conócenos

Podemos Progresar (Podemos) es una iniciativa de empresarios mexicanos que buscan otorgar a las clases marginadas el acceso a los servicios financieros para crecer sus micro negocios, a mercados para crecer su base de clientes, y a productos y servicios para reducir costos, incrementar su productividad, y mejorar su calidad de vida.

 

Podemos se funda en 2010 como un nuevo tipo de empresa conocida como “Empresa con fines de beneficio” donde se combina el modelo con fines de lucro con el compromiso social de la organización para lograr su crecimiento.

 

A través de este modelo operativo, Podemos busca detonar el potencial económico de la Base de la Pirámide al convertirse en el centro económico y social de las clases marginadas en México. Aunque somos una empresa pequeña, hemos recibido reconocimiento nacionales e internacionales por nuestro innovador modelo de negocios y resultados que nos alienta a seguirnos desarrollando.

 

Nuestra Filosofía

Propósito: Detonar el Potencial Económico de la Base de la Pirámide

Misión: Contar con una tribu de 80% Colaboradores A que estén motivados y comprometidos.

Nuestros Valores

Creemos que las grandes organizaciones se hacen con personas extraordinarias que persiguen un mismo ideal.

Como institución nos regimos por los siguientes valores:

Al ingresar a Podemos, cada colaborador adopta la responsabilidad de vivir acorde a nuestros valores y tomar decisiones basándose en ellos.

Debes esperar que todos los colaboradores de la organización actuarán conforme a estos valores.

Educación Financiera

Aviso de Privacidad

© Podemos Progresar. Todos los derechos reservados

Podemos Progresar, S.A.P.I. de C.V., SOFOM, E.N.R. en cumplimiento a lo establecido en la Ley General de Organizaciones y Actividades Auxiliares del Crédito vigente, indica que para su constitución y operación con el carácter de Sociedad Financiera de Objeto Múltiple Entidad No Regulada, no requiere de autorización de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, y que para la realización de sus operaciones está sujeta a la supervisión de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores, únicamente para efectos de lo dispuesto por el artículo 56 de la Ley referida.